Translate

domingo, 25 de febrero de 2018

M8 - Paraje de las Mariscalas - Sin Añada

Hoy os presento un vino de la Provincia de Madrid, elaborado en la población de Cadalso de los Vidrios: El M8, de Bodega Aumesquet Garrido.

Este vino me lo ha proporcionado también mi amigo Angel, ya que visitó la bodega hace poco y compró allí dos botellas para él y otras tantas para mi, para que le diera mi opinión, ya que a él le habían gustado bastante estos vinos.

Cadalso de los Vidrios se encuentra a unos 90 km al Oeste de Madrid, cerca de la frontera con la Provincia de Avila (Comunidad de Castilla y León) y de Toledo (Comunidad de Castilla La Mancha), y pertenece a la subzona de San Martín en la D.O. Vinos de Madrid aunque, como hemos comentado, este vino no se encuentra adscrito a la D.O., sobre la cual ya hablamos con anterioridad en la entrada del Grego.

Fuente: www.vinosdemadrid.es

Esta pequeña bodega artesanal fue fundada en 2.006 por Antonio Aumesquet, y produce principalmente vinos de Garnacha de sus viñas de la Finca denominada Paraje de las Mariscalas, a unos 750 m sobre el nivel del mar, suelos de granito y escasa pluviometría, unas condiciones excelentes para la viticultura. Las plantas son cultivadas en vaso, y tienen más de 50 años de edad media. No se utilizan herbicidas en el viñedo.

Para hacernos una idea de su pequeño tamaño, mi amigo Angel me comentó que solo han comercializado 7.000 botellas en total en la última añada.


Fuente: www.madridenoturismo.org

Son tres los tipos de vino que produce la bodega:

- El Finca de las Mariscalas: vino tinto joven de Garnacha.

- M4: vino tinto de Garnacha con 4 meses de crianza en barricas de roble.

- M8: vino tinto de Garnacha con 8 meses de crianza en barrica de roble.

La vendimia de la uva se realiza de forma manual y se transporta a la bodega en cajas de 20 kg. Se realiza una selección en mesa y tras el despalillado se realiza la fermentación alcohólica en barricas de acero inoxidable a temperatura controlada. Tras la maceración y fermentación el vino pasa a depósitos de acero inoxidable, o a barricas de roble, dependiendo el tipo de vino, donde se realiza la fermentación maloláctica y posteriormente la crianza. Los vinos no son sometidos a procesos agresivos de clarificación y filtrado antes del embotellado.

Nuestro vino de hoy, el M8 (M de Mariscalas), tiene una crianza de entre 8 y 10 meses en barricas de roble americano, y una posterior afinación en botella de unos 12 meses.

El producto se comercializa en botellas tipo borgoña de color verde muy oscuro, y posee una única gran etiqueta de color blanco que rodea un 80% del cuerpo de la botella. en la parte frontal se observa la marca del vino, y en la parte inferior un trazado de la silueta de la bodega, y or debajo de él la mención a la uva con la que se elabora el vino. El extremo de la derecha de la etiqueta nos muestra el nombre de la finca y la localidad de la bodega, en forma vertical, y en el extremo inferior derecho los contenidos de la botella (75 cl) y de alcohol del 15% en Volumen.



En el otro extremo se pueden observar un par de párrafos donde se describe el proceso productivo, seguido por la referencia a la temperatura de servicio aconsejada y los datos de la Bodega. Como cosa curiosa, decir que la etiqueta no contiene la añada del vino. supongo, por tanto, que al haberlo comprado directamente mi amigo en bodega, debe corresponder a la última, que por los plazos de elaboración debería ser del 2.015, aunque en tiendas la última añada que veo (aunque agotada) es del 2.014.

Una presentación simple y elegante, de las que a mi me gustan.

A la vista, el M8 nos presenta una superficie brillante y límpida del líquido color picota, bastante oscuro y profundo, de capa alta, con un ribete con reflejos color salmón y un leve tinte ocre. Las lágrimas que produce la agitación de la copa son numerosas, y se desplazan más bien lentamente por la pared, lo cual se corresponde con el grado de alcohol del vino.

En nariz, a una intensidad media a copa parada, le sigue un inmediato aroma a frutos rojos muy maduros y licorosos, en los que destacaría la guinda, seguido por notas. bastante marcadas de regaliz. Una ve que el vino adquiere vierta temperatura, se presentan los magníficos aromas procedentes de la barrica, entre los que destacaría el de tabaco en caja de puros, así como notas cremosas de vainilla y toffee, que seguramente provienen de la madera americana de las barricas. Los aromas de maderas finas y tabaco se hacen todavía más notables en retrogusto.

En boca, se trata de un vino de cuerpo medio, bastante homogéneo a lo largo de la lengua, con taninos bastante dulces y sedoso pero con cierto brío, y una longitud y permanencia que calificaría de aceptables.

Este vino es adecuado para tomarlo con una buena cantidad de alimentos. Yo lo probé con lomo de cerdo al horno, y el resultado fue bastante bueno, aunque supongo que con otros platos no muy especiados puede dar resultados muy agradables.

Su precio de algo menos de 10 € me parece adecuado al producto, y lo considero bastante recomendable como exponente de precio contenido de los excelentes vinos de Garnacha que se elaboran en la Comunidad de Madrid.

Le doy una buena nota de 7,5/10. Lo guardo n mi memoria para volver a degustarlo si se me presenta la oportunidad, o si tengo la posibilidad de visitar la bodega en algún momento.

sábado, 3 de febrero de 2018

Angeles de Amaren - 2010

Hoy nos vamos a La Rioja Alavesa con un vino tinto de Bodegas Amaren: el Angeles de Amaren, cosecha de 2.010. ¡Gracias por la botella, Angel!

Sobre la D.O. Ca. Rioja ya hemos hablado con anterioridad en la entrada del Marqués de Riscal Reserva, a unos 27 km al oeste de Logroño, y a unos 60 km al sur de Vitoria, la capital de la Provincia de Alava, muy cerca de las estribaciones de la Sierra de Cantabria, desde cuyo balcón se pueden observar pueblos tradicionales de la cultura vitinícola de la zona, como Elciego, Laguardia y Villabuena de Alava, que es donde se encuentra la bodega.

Los orígenes de la Bodega se remontan a la Bodega Familiar de Luis Cañas, con más de dos siglos de historia. Sin embargo, fue en 1.970 cuando Luis Cañas comercializó vinos embotellados, que había vendido a granel hasta entonces. En 1.989, su único hijo, Juan Luis, toma las riendas de la bodega, potenciando la elaboración de vinos con crianza y empieza a trabajar en lo que sería la bodega moderna, que estrena en 1.994. All nace, en 1.995, el vino Amaren, que significa 'de la madre' en euskera, en homenaje a su madre Angeles.

El proyecto fue más allá, con la creación de la Bodega Amaren en 2.009, en la localidad comenzando con dos vinos: nuestro vino de hoy, el Angeles de Amaren, y el blanco fermentado en barrica.

La filosofía de la Bodega es la 'búsqueda de la perfección en todos los campos: el viñedo, la selección, la elaboración y la crianza para que los vinos emocionen y hagan disfrutar' a los clientes.

Bodegas Amaren posee 22 ha de viñas de más de 60 años y 30 ha de entre 30 y 60 años, algunas zonas con cepas de edad media superior a 100 años, ubicadas principalmente en laderas y terrazas, sobre tierra pobre, ideal para conseguir uvas de la máxima calidad.

Fuente: www.bodegasamaren.com

Paarte de los dos vinos mencionados, la Bodega elabora un tinto de Crianza de Tempranillo y Garnacha, un Reserva de Tempranillo, y un varietal de Graciano de viñedos de más de 60 años.

Nuestro vino de hoy, el Angeles de Amaren, es considerado un vino de autor, elaborado con un 85% de uvas de la variedad Tempranillo, y un 15% de la variedad Graciano. Por lo tanto, este vino difiere un poco de los coupages más tardicionales de Rioja: en los que la mezcla de Tempranillo, Graciano, Mazuelo y Garnacha.

Para su elaboración se utilizan uvas procedentes de parcelas con una densidad de plantación de 4500 kg/ha, edad media de 50 años. Tras una doble selección en mesa de racimos y bayas, se extrae el mosto que se fermenta en barricas de acero inoxidable, pasando posteriormente a la fermentación maloláctica en barricas nuevas, mitad de roble francés y la otra mitad en americano), para luego pasar a la crianza durante 16 meses. El embotellado se realizó, para esta añada de 2.010, en Julio de 2.013, es decir, aproximadamente 36 meses después de la vendimia, lo cual nos indica que la afinación en botella antes de su salida al mercado rondó el año.

La comercialización del vino se realiza en botellas Bordelesas Imperiale (tronco-cónicas) de color caramelo oscuro. La etiqueta frontal, también tronco-cónica y alargada, de color blanco, acentúa la elegancia de la presentación. en la parte superior de la etiqueta se observa la mención a la d.O. Rioja, seguida del nombre del vino en dos tipos de caracteres: manuscrito para el nombre de la madre de Juan Luis Cañas, y uno más tipográfico para el nombre de la Bodega. Le sigue, en letras amarillas, las variedades de las que está compuesto, y nuevamente en negro la añada. La mitad inferior de la etiquetacontiene el logo de la misma en amarillo, sobre puesto al nombre y la localización, en caracteres manuscritos negros. Esa parte de la etiqueta está salpicada de puntos en sobrerrelieve, ligeramente brillantes, que le da un tacto muy agradable e impresión de cuidado y calidad en el diseño.

La etiqueta trasera es también blanca, esta vez rectangular y bastante alargada, y la parte superior repite la estructura e información de la frontal. En la parte central se da información sobre el vino: tipo de uvas y proporciones, cantidad de botellas de la añada (73.00 unidades), fecha de embotellado y temperatura de servicio, seguidas de los datos de la bodega, terminando en la dedicatoria de Juan Luis Cañas a su madre. En la parte inferior derecha se pueden observar el volumen de la botella (75 cl) y el contenido de alcohol del vino (14,5%).

Una vez servido en la copa, el vino presenta un precioso color granate, brillante, sin defectos aparentes,  y una capa media alta. Su degradación en el ribete es hacia el color de la fresa madura. La agitación de la copa produce la creación de lágrimas más bien separadas, de caída a velocidad media por el cristal.

Olfativamente parte de una intensidad media a copa parada, y al agitarla proporciona inmediatamente un agradable aroma a frutos rojos dulces y maduros, donde destacaría la fresa y la frambuesa, seguido de un marcado acento especiado, de condimentos mediterráneos (Juan Luis Cañas destaca el laurel, romero y clavo, aunque yo no llego a tanto detalle), así como un toque de regaliz negro muy agradable. Estos aromas secundarios se potencian en el retrogusto. La madera, en mi opinión, no aporta presencia muy notable, por lo que me dio la impresión más cercana a un vino joven que lo que su larga crianza podría indicar. Lo que si podría resaltar es que no me parece el típico vino de Rioja, algo que también indica el dueño de la bodega en el videoclip que se puede ver en su página web

En boca, se trata de un vino ligeramente untuoso, de cuerpo medio, bastante homogéneo en las papilas gustativas, con taninos con cierto brío (lo cual aumenta esa impresión de vino joven y moderno) pero dulces y agradables. Tanto longitud como permanencia se pueden considerar más que aceptables.

Yo opino, como los representantes de la bodega, que es un vino adecuado para guisos y pescados grasos como el bacalao y rodaballo, y añadiría arroces, especialmente los melosos. Lo probé con chocolate negro, y allí no me pareció tan apreciable como desde la bodega nos indican.

Se trata de un vino recomendable para los que quieran probar un Rioja atípico, a un precio aceptable para sus 'prestaciones' de unos 17 € por botella.

Le doy un 7/10 de valoración.

sábado, 20 de enero de 2018

Altano - Reserva 2014

En mi último viaje a Portugal, en concreto a la zona de Oporto, tuve la oportunidad de comprar en el Aeropuerto uno de los vinos tintos de la zona: el Altano Reserva de 2.014.

Este vino es elaborado por Symington Family Estates, en la localidad de Vila Nova de Gaia, en la zona alta de la D.O.C. Vinhos do Douro.

Fuente: www.douro.capwineint.com

Esta Región, situada a orillas del Río Duero, tiene una tradición vitivinícola de casi dos milenios, ya que existen vestigios de lagares que se remontan por lo menos a los S. III y IV. Es, sin embargo, a partir de la segunda mitad del S. XVII cuando se produce su expansión y el rápido crecimiento de la exportación de sus vinos. Es cuando, debido a la rivalidad entre los diferentes imperios marítimos europeos, los ingleses aumentan la demanda de vinos ibéricos en detrimento de los franceses. La creciente demanda provoca una inflación que resulta en un estancamiento de la demanda, mientras la producción se mantiene, resultando en una caída de los precios que generan una gran crisis. Los grandes productores de la zona promueven entonces la creación de la Companhia Geral da Agricultura das Vinhas do Alto Douro en 1.756 para asegurar la calidad del producto, equilibrar la producción con la demanda y estabilizar los precios. Se procede a la delimitación de las zonas de producción con permiso para exportar a Inglaterra.

La segunda mitad del S. XIX marcan el cambio de esa política a la del Douro contemporáneo. A mitad de siglo el oídio, seguido de la filoxera, arrasaron con los viñedos de la zona. En 1.865 se amplía la zona de influencia al Alto Duero o Douro Superior, donde la afectación había sido menor. Surgen nuevas prácticas de viticultura y los procesos de vinificación. Sin embargo,después de este renacimiento, una crisis mucho mayor se cebó con el negocio de los vinos de la zona: la criis comercial provocada por las imitaciones del vino de Oporto procedentes de otras regiones, como los French Ports, los Hamburg Ports, los Tarragona Ports, que se comercializaban a precios inferiores que los genuinos Port Wines.

El dictador Joao Franco firmó un decreto, en 1.907, que reglamentaba la producción, venta, exportación y fiscalización de los vino de Oporto, regresando a la política de defensa de la marca de 1.756 con la Comisión de Viticultura de la Región del Douro. Las exportaciones aumentaron entonces hasta los más de 100.000 barriles de 1.924/1.925, nivel solo superado en la década de 1.970. Sin embargo, la miseria y las tensiones sociales de la zona, hicieron que se reforzara el intervencionismo estatal. En 1.926 fue creado el emporio de Vila Nova de Gaia, donde todas las empresas productoras debían tener sus almacenes de envejecimiento. En 1.933 se crea el Instituto do Vinho do Porto, organismo creado para el estudio, la promoción, fiscalización y propaganda del producto. A partir de los años 50 se desarrolla un movimiento cooperativo en la zona, que alcanza la mitad de la década de los '70. A partir de entonces se produce la concentración de las empresas exportadoras, que se lanzan a la comercialización directa, acabando con el intervencionismo estatal en esa materia.

La producción de vinos tranquilos dentro de la zona solo destaca durante las dos últimas décadas. Para ellos, las variedades de uva seleccionadas osn las mismas que se usan para los vinos de Oporto: Tinta Barroca, Tinta Roriz, Tinto Cao, Toruriga Franca y Toruiga Nacional. Además de ellas se utilizan la Sousao y Trincadeira. En el caso de los blancos, tenemos la Gouveio, Malvasía Fina, Moscatel, Rabigato y Viosinho.

El Vinho do Douro tiene su propio Reglamento, siendo la última edición de 2.010, y en él se establecen los diferentes tipos según su añejamiento: Reserva, Super o Extra Reserva, Gran Reserva, Vendimia Seleccionada o simplemente tintos o blancos Novo, Vinho de missa y Cosecha Tardía. También se definen el Moscatel, los Espumantes (Millesime y Cuvée Especial) En el caso de los Porto, se establecen sus diferentes nominaciones, de las cuales hablaremos en algún artículo posterior relativo a un Porto Wine de manera específica.

Los datos de producción de los diferentes tipos de vinos en 2.016 aparecen en la siguiente tabla, extraía de la web de la D.O. www.ivdp.pt.

Produção de vinhos (2016) / Litros 
Baixo CorgoCima CorgoDouro SuperiorFora da RDDTotal
DO Douro 14.061.41219.120.1838.941.645424.58342.547.823
DO Espumante 33.5007.05031.30071.850
IG Duriense 115.873605.97065.693787.536
Moscatel 133.0003.141.66663.6223.338.288
Vinho 1.941.5703.434.329529.72679.2115.984.836
Vinho Generoso/Porto 29.545.68640.094.22010.876.78680.516.692
TOTAL45.831.04166.403.41820.508.772503.794133.247.025
En lo referente a la bodega Altano, podemos resaltar que pertenecen a la familia Symington, cuyo origen británico se remonta a 130 años y 5 generaciones. La familia es la mayor propietaria de viñedos en la Región de Doutro y el mayor productor de Vinos de Oporto de categoría Superior. el Grupo Symington Family Estates posee dos importantes bodegas en el Duero, en las localidades de Régua (Quinta do Sol) y Pinhao (Quinta do Bomfim), cuyo principal propósito es la elaboración de Vinos de Oporto y del Douro DOC con las uvas adquiridas a cerca de 1.200 viticultores de la zona. Además, la familia posee 7 pequeñas bodegas especializadas en las Fincas (Quintas) más importantes de su propiedad.

Nuestro vino de hoy está producido con uvas adquiridas y procesadas en la Bodega de Quinta do Sol, a unos 100 km al oeste de Oporto, y embotellado en Vila Nova de Gaia, cerca de la ribera sur del Duero al entrar en Oporto.


La Bodega produce los siguientes vinos:

- Altano Branco: Malvasía Fina, Viosinho, Rabigato, Códega de Larinho y Moscatel Galego

- Altano Tinto: Touriga Franca, Tinta Roriz y Tinta Barroca

- Altano Biológico: Touriga Franca, Touriga Nacional, Tinta Roriz y Tinta Barroca

- Altano Reserva: Touriga Nacional y Touriga Franca.

Los Enólogos de la casa son Charles Symington y Pedro Correia.

Sobre nuestro vino de hoy, podemos decir que está elaborado al 100% con la reina de las variedades portuguesas, la Touriga Nacional, sobre la cual ya hablamos hace tiempo en la entrada del vino Cabeca de Toiro, complementada con una pequeña cantidad de aproximadamente 10% de Touriga Franca. Esta última es muy probablemente un cruce de la Nacional, y resulta más aromática y fina que su hermana. Es parte del coupage tradicional de los vinos de Oporto.

Las uvas para su elaboración son vendimiadas manualmente, con primera selección en bodega racimo a racimo, continuando con una segunda realizada baya a baya. Después del despalillado se estrujan las bayas antes de introducirlas en los depósitos de fermentación de acero inoxidable, donde fermentan a temperatura controlada con frecuentes remontes para maceración. A la fermentación alcohólica le sigue una meceración post-fermentativa, para mayor extracción de taninos de las semillas, lo cual busca desarrollar una boca más amplia y voluminosa.

El caldo resultante de los procesos anteriores pasa por una crianza de 10 meses en barricas de roble americano de 300 y 400 litros y tres meses en cubas de inoxidable, para posteriormente embotellarse esta añada de 2.014 en Abril de 2.016. Su evolución favorable en botella se alargará hasta 2.020.

El vino se presenta en botellas bordelesas de color caramelo oscuro, con una etiqueta frontal casi cuadrada que muestra el nombre del vino y el símbolo de la bodega (un búho o lechuza dorada) en la parte superior. En el centro aparecen la clase del vino y su añada en caracteres rojos. La etiqueta es mayoritariamente blanca, dividida de la parte inferior negra por una especie de ola dorada. en la franja inferior negra se indica el nombre de la empresa que produce el vino.


La etiqueta secundaria, totalmente blanca y rectangular, más amplia que la principal, muestra el nombre del vino, añada y la Denominación de Origen en la parte superior, seguidos de un par de párrafos, en portugués e inglés respectivamente, que hablan sobre la elaboración del vino y una breve nota de cata.

A la vista, el Altano posee un brillante color picota profundo, con irisaciones achocolatadas, de capa alta, cuyo ribete tiende a color granate levemente marronáceo. Las lágrimas caen de forma abundante al agitar la copa, dejando un trazo glicérico notable en su caída por la pared de la copa a velocidad media.

En nariz, de intensidad media a copa parada, el aroma inmediatamente detectable al agitar la copa es bastante afrutado, destacando los frutos negros entre los que la mora dulce y muy madura parece el más reconocible. Cierto toque a ciruelas compotadas e incluso higos negros se puede extraer de esa primera oleada frutal. Posteriormente, las finas y nobles notas de madera con el especiado dulce característico del roble americano, con el cacao como protagonista, se entremezcla con un toque floral muy amable y armonioso con el resto del conjunto.

En boca, se trata de un vino de cuerpo medio, homogéneo en su contacto con papilas y lengua, con taninos dulces y con cierto brío, que confirman el recorrido en botella que anuncia la bodega. tiene una longitud y permanencia bastante buenas. El retrogusto es primordialmente frutal, con el toque especiado dulce también en el recuerdo.

Es un vino con gran rango de temperatura de servicio, ya que fresco proporciona buenas sensaciones, y al calentarse en temperatura ambiente potencia sus dulces aromas, llegando hasta el postre de una manera muy digna. Lo tomamos con carne en salsa, con buen resultado, y creo que con carnes a la plancha y con platos de cuchara puede dar buen resultado. en el postre también es aprovechable.

En suma, se trata de un vino con muy buena relación calidad/precio, alrededor de los 10 €, y buen representatne de la excelente calidad de los vinos portugueses, en general, y de las zonas aledañas al recorrido del Río Duero, en particular.

Le doy un buen 7,5/10, y lo considero muy recomendable si vais a Portugal y lo veis en las tiendas de cualquiera de sus aeropuertos.

domingo, 4 de junio de 2017

Viña Real Cuvée Especial - Reserva 2012

Hoy os traigo un conocido vino tinto de la D.O. Ca. Rioja, elaborado por Bodegas C.V.N.E. en la localidad de  Laguardia, el Viña Real Cuvée Especial de la añada de 2.012.

Sobre C.V.N.E. ya hablamos ampliamente con ocasión del artículo de la visita a la bodega, combinada con una cata comentada de vinos y chocolates impartida por su enóloga Ana San Juán. Si no habeis visto el mencionado artículo, os pongo un enlace: Visita a CVNE. De esta misma bodega hemos comentado ya con anterioridad su buque insignia a nivel comercial, el CVNE Crianza.

Solo me faltaría actualizar el catálogo de líneas de producto que nos ofrece:

- CVNE: tinto Roble, Crianza, Reserva y Gran Reserva; rosado de Tempranillo 100% y blancos semidulce de Viura, Garnacha Blanca y Malvasía, así como el de Verdejo 100% amparado por la D.O. Rueda.

- Corona: blanco de Viura, Garnacha Blanca y Malvasía

- Imperial: Reserva y Gran Reserva (Tempranillo, Graciano y Mazuelo)

- Viña Real: tintos Crianza, Reserva, Gran Reserva y Pagos de Viña Real (Tempranillo 100%); rosado de viura y Tempranillo; y blanco de Viura 100%

- Contino: tintos Reserva y Gran Reserva de Tempranillo, Graciano, Mazuelo y Garnacha; el tinto monovarietal de Garnacha; Viña del Olivo (Tempranillo y Graciano); y el blanco de Viura, Garnacha Blanca y Malvasía.

- Monopole: blancos de Viura 100%, Siglo XXI de viura 100% D.O. Rueda; y Clásico de Viura y otras.

- Real de Asúa (homenaje a los fundadores de CVNE, Eusebio y Raimundo): tinto de Tempranillo 100%

- Buenos Días by CVNE: tinto Roble de Tempranillo 100% D.O. Ribera del Duero; y blanco de Verdejo 100% D.O. Rueda.

- Black: tintos Roble y Crianza de Tempranillo 100%, D.O. Ribera del Duero.

Sobra la D.O.Ca. Rioja hemos hablado en varias ocasiones, en la misma entrada del CVNE Crianza antes mencionado y en la del Marqués de Riscal, por ejemplo.

La marca Viña Real fue lanzada en la década de los años '20 del Siglo pasado, por lo que es una de las pioneras del vino con crianza en madera de roble de la zona. Las uvas proceden de viñedos en las faldas de Sierra Cantabria en la Rioja Alavesa. Cabe aclarar que en Laguardia CVNE posee tres bodegas: CVNE e Imperial (unidad autónoma dentro de la original Bodega CVNE); Viña Real y Viñedos del Contino. La magnífica Bodega Viña Real fue diseñada por el arquitecto francés Phillippe Maziéres en forma vertical y se inauguró en 2.004.



Fuente: http://urbavinos.blogspot.com.es


Bajo la supervisión de Eva de Benito, enóloga de la bodega, y en colaboración con el Club Vinoselección, el Viña Real Cuvée Especial se elabora como coupage de la variedad Tempranillo al 90% y una combinación de Mazuelo, Graciano y Garnacha en el restante 10%, clásico en los vinos riojanos. Todas las uvas proceden de la Rioja Alavesa y de viñedos de más de 30 años. La añada de 2.012 fue considerada por el Consejo Regulador como 'Muy Buena', con muy poca producción pero de gran calidad. Las uvas se vendimian manualmente y se realiza una maceración prefermentativa en frío, con una posterior fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable. La crianza se realiza en barricas de roble americano (60%) y francés (40%), con un 90% de barricas nuevas, donde los diferentes caldos permanecen una media de 22 meses, con trasiegos cada 4 meses aproximadamente. El vino se clarifica antes de embotellar, y en la botella pasa 2 años antes de su comercialización.

La añada de 2.012 ha recibido 92 puntos de la Guía Peñín y del Wine Advocate.

El producto se presenta en botella borgoñesa tradicional de color verde oscuro, con una amplia etiqueta blanca en la que aparecen en la parte superior el escudo de la bodega flanqueado por las medallas que ha recibido a lo largo de su historia, seguido en el centro por el nombre del vino/bodega en letra cursiva y, debajo de este, el tipo de vino y la añada. En la parte baja se observa una banda oscura con la inscripción 'Cuvée Especial', al estilo de los vinos franceses.

El etiquetado trasero nos muestra el correspondiente a la oficial de la D.O. en la parte alta, alrevés de lo que suele ser en la mayoría de los vinos, seguida por una etiqueta casi cuadrada, también blanca, que muestra el nombre del vino en la parte alta, seguido de un párrafo en español con una pequeña explicación sobre el origen del vino, seguido de los datos de contacto de la bodega. Por último, en la esquina inferior izquierda se observan los contenidos de la botella de 75 cl y de alcohol del vino del 13%.



A la vista, el Viña Real presenta un color cereza profundo, con irisaciones rojas brillantes, límpido, de capa más bien alta, con ribete que degrada a color granate. Al agitar la copa se producen multitud de lágrimas finas que bajan paralelas a velocidad media-rápida por el cristal.

Olfativamente, se trata de un vino de intensidad aromática media, que ofrece efluvios de frutos rojos maduros y dulces, donde me parece que destaca la guinda. Inmediatamente después de agitar la copa, seguidos de una componente especiada de carácter dulce, como de vainilla, algo acaramelado. Le siguen notas de delicadas y finas maderas, y un punto floral al fondo, que lo hacen atractivamente complejo. Su retrogusto nos acerca de nuevo a las guindas de licor. Me pareció ligeramente alcohólico a pesar de no tener una graduación muy alta.

En boca tiene un tacto homogéneo, en el que destaca el brío de sus taninos, ligeramente secantes y que me parece que deben afinarse con algo de tiempo más en botella, ya que al brío inicial le sigue una sedosidad final que habla de su calidad. Tiene el vino un cuerpo medio, y presenta buena longitud y una permanencia aceptable.

Lo tomamos con un arroz y trozos de carne de pollo en salsa de tomate no demasiado especiada, con un resultado bastante agradable. Creo que debe resultar un buen vino de tapeo.

En definitiva, es un vino que está muy bien ubicado en su categoría, con un precio de alrededor de 13 €, que le permite ser competitivo en los vinos de similar calidad.

Le doy una calificación de 7/10, y lo considero un producto recomendable, una buena opción para comidas o cenas con amigos a los que les gusten los vinos de Rioja tradicionales, de los cuales considero este uno de ellos.

domingo, 23 de abril de 2017

Gran Reserva 904 - 2005

Hoy tengo el placer de traeros uno de los buenos caldos riojanos, de esos que han dado a esta región vinícola su merecida fama mundial. Se trata del Gran Reserva 904 de Bodegas La Rioja Alta, S.A.

Sobre esta Bodega ya hablamos hace tiempo en la entrada del magnífico Viña Ardanza. Para hablar de nuestro vino de hoy, sin embargo, es necesario profundizar un poco más en la historia de la fundación de la bodega. Después de su fundación en 1.980, uno de sus propietarios fundadores, Don Alfredo Ardanza, propone la fusión de la sociedad con la Bodega Ardanza, que era de su propiedad.

El primer vino elaborado por la Bodega fue el buque insignia de la misma: el Gran Reserva 890, el cual inicialmente se comercializaba en la propia barrica de roble de su crianza, al precio de 200 pesetas... ¡la barrica de 225 litros! No es hasta 1.902 cuando se comercializan las primeras botellas del Gran Reserva 890, al precio de 2 pesetas.

Como conmemoración de la unificación de las bodegas antes mencionadas, en 1.904 se lanza por primera vez el vino Reserva 1904, que posteriormente y por imperatio legal para evitar confusiones entre las marcas y las añadas, debió obligatoriamente eliminar la primera cifra de su marca, resultando las denominaciones actuales tanto del 890 como del 904.

Para profundizar más no solo en la historia de esta bodega, sino en los orígenes la de la vitivinicultura moderna, en la cual La Roja Alta es una de sus protagonistas, os invito a leer el libro conmemorativo "Tres Siglos de La Rioja Alta, S.A.", que se puede obtener de forma gratuita en internet. Este libro, además, ofrece un pequeño tratado de viticultura y enología para conocer, de una manera ágil y sencilla, los fundamentos que interesan a cualquier buen aficionado al vino.

Nuestro vino de hoy recibió calificaciones bastante altas tanto en la Guía Peñín (95 puntos) como por parte del Wine Advocate de Robert Parker (96 puntos).

El Gran Reserva 904 se elabora a partir de uvas de la variedad Tempranillo, en un 90% de su composición, acompañadas de Graciano, procedentes de viñas de más de 40 años de edad de las zonas de Briñas, Labastida y Villalba.

La cosecha de 2.005 fue considerada como Excelente por parte del Consejo Regulador de la D.O.Ca. Rioja.

La Bodega puso en marcha precisamente en esa vendimia un nuevo método de recolección y transporte refrigerado de las uvas. La fermentación alcohólica se realizó en depósitos de acero inoxidable durante 15 días a temperatura controlada de 28 ºC. Se realizó una selección de los mejores lotes para realizar la fermentación maloláctica de forma natural en 38 días. Posteriormente se realizó la crianza durante 4 años en barricas de roble americano, fabricadas en la propia tonelería de la bodega, con trasiego cada 6 meses. Cada variedad se vinificó y crió por separado, y el coupage final se realizó en el embotellado, tras un suave filtrado, en Noviembre de 2.010, obteniéndose 150.000 botellas.

La comercialización se realiza en botellas bordelesas tradicionales, de un hermoso color verde oscuro, personalizada con el logo de la bodega en relieve del cristal en la zona del cuello. La etiqueta principal es grande, de color crema, bordeada por una línea dorada a lo largo de los bordes, y contiene el nombre de la Bodega en la parte superior, seguida por un grabado del Río Oja, afluente del Ebro que le dio nombre a la Región. Justo debajo aparecen el año de fundación de la Bodega, la D.O. y la añada. Enmarcado en una cinta verde está la marca del vino en letras doradas, para finalizar en la parte baja con la mención a la bodega, y los contenidos de la botella de 75 cl y de alcohol del 13,5% en la parte inferior derecha.


La etiqueta trasera es también rectangular, del mismo color que la principal, y presenta en la parte superior la marca de forma análoga a la de la etiqueta frontal. Le sigue un párrafo con unas breves anotaciones sobre el vino, de carácter bastante genérico, así como la recomendación sobre la temperatura de servicio.

A la vista, el Gran Reserva 904 presenta un color cereza brillante y límpido, con irisaciones ambarinas, de capa media baja, cuyo ribete degrada hacia color teja con reflejos ocre. Se corresponde perfectamente con un vino de larga guarda. La agitación de la copa produce múltiples lágrimas que bajan a velocidad media por la pared de la copa, con aspecto untuoso.

Aromáticamente, parte de una intensidad que calificaría como media a copa parada, con un poco de reducción lógica por el tiempo en botella, lo cual hace recomendable su aireación durante un rato antes de servirlo. Al agotar la copa, la primera característica que se viene a la cabeza es una adorable complejidad de diferentes aromas en pequeñas proporciones, entre los que destacan inmediatamente el cuero, la pimienta y las maderas nobles, con una segunda capa aromática muy balsámica, que me recuerda a la hierbabuena, seguida de una serie de aromas de especias dulces, como el cacao y la vainilla, y terminando con matices muy apreciables de cuero y maderas nobles. Todo ello es apreciable no necesariamente en el orden descrito. Aromáticamente me parece un vino delicioso.

En boca, lo esperable de un vino de gran calidad con largo tiempo de guarda: muy homogéneo, taninos sedosos, dulces y sobre todo muy redondos, suave paso por lengua pero con una agradable untuosidad que culmina en una muy buena longitud y, sobre todo, una estupenda permanencia. En retrogusto las notas balsámicas y las especias dulces cobran especial protagonismo y participan de la mencionada gran permanencia.

Lo tomamos en una reunión con amigos acompañado de una estupenda fondue de carne de ternera. el comentario unánime de los comensales fue muy positivo. Es un vino que en general le debe ir bien a una gran cantidad de combinaciones que no estén demasiado condimentadas, pero en especial las carnes suaves y especialmente las aves pueden resultar muy apropiadas.

Un muy buen vino para su precio aproximado de 35 € por botella, que vale la pena pagar si se quiere probar un gran y representativo producto de los vinos de calidad que han contribuido a la fama de la D.O.Ca. Rioja.

Creo que es acreedor, como su hermano menor Viña Ardanza a una nota alta de 8,5/10, ya que su mayor precio viene acompañado de mayor finura y calidad.

El Regajal - Selección Especial 2014

Hoy volvemos a la D.O. Vinos de Madrid, para hablar de un vino del que estaba detrás desde que conocí la bodega en el Salón de Vinos Radicales, en 2.015: El Regajal, de la añada de 2.014.

La Compañía Garip Regajal, S.L., posee un viñedo de 16 ha en Aranjuez, a unos 50 km al sur de Madrid. Sus vinos están protegidos por la D.O. Vinos de Madrid, sobre la que ya hablamos en la entrada del Grego. Específicamente, esta bodega se encuentra en la sub-zona de Arganda, dentro de la mencionada D.O. El viñedo, que empezó a plantarse en 1.998, incluye las variedades Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah. El cultivo se realiza según criterios biodinámicos.

Lo vinos elaborados por la bodega son:

- El Regajal Selección Especial: Tempranillo, Caberner Sauvignon, Merlot y Syrah

- Las Retamas de El Regajal: Tempranillo, Caberner Sauvignon, Merlot, Syrah y Petit Verdot

- Galia: Tinto Fino y Garnacha. Elaborado por el Director de la Bodega, Daniel García-Pita Jr., en colaboración con Jerome Bougnaud, reconocido enológo francés, precedente de una familia con innumerables generaciones de viticultores. Es colaborador en la elaboración de los conocidos vinos Qunta Sardonia y Dominio de Pingus.

Fuente: www.elregajal.es

Nuestro vino de hoy procede de uvas de la Finca El Regajal, que se despalillan sin prensar y se maceran en presencia de los hollejos, realizando la fermentación de cada variedad por separado. Los diferentes caldos que componen su coupage reposan un promedio de 13 meses en barricas de roble francés. Una vez realizado el blend, se embotella sin operación de filtrado. No he podido encontrar el porcentaje de cada una de las variedades en el resultado final.

El vino se comercializa en botellas bordelesas de color caramelo oscuro, con un cuello quizá un poco más estilizado de lo normal. El etiquetado se compone de una etiqueta frontal rectangular, que ocupa los dos tercios superiores del cuerpo de la botella, y está dominada por la silueta de una mariposa realizada con manchas de vino, resaltando muy claramente sobre el fondo blanco. A continuación se muestran la marca, la añada y en la parte central inferior el logo de la bodega, que se compone de dos letras 'R' colocadas al revés y al derecho, de forma similar a la silueta de una mariposa.

Quisiera resaltar el gran atractivo de la etiqueta y el acierto del diseñador, tanto en la figura como en el logo de la bodega, ya que los relaciona directamente con el hecho de que la finca El Regajal es reconocida desde el S. XIX por la gran diversidad de mariposas que allí viven. Contiene nada menos que 77 de las 225 especies de lepidópteros de la Península Ibérica, algunas de ellas muy raras.

La etiqueta trasera, también blanca, contiene un párrafo en español que habla sobre la finca, las variedades y el procesado del vino, seguido por los datos de contacto de la bodega, la mención a la D.O. y los contenidos de la botella de 750 ml y del 15,5% de alcohol.



























La añada de 2.012 de El Regajal Selección Especial recibió el Bacchus de Plata en la edición de 2.014 del conocido concurso.

A la vista, nuestro vino de hoy presenta un intenso y oscuro color picota, brillante y sin defectos apreciables, con una capa alta y tanto ribete como reflejos amoratados, más propios de un vino con menos tiempo en barrica. La agitación de la copa produce multitud de finas lágrimas, que bajan por la pared de cristal a velocidad más bien lenta y tiñendo bien la copa.

En nariz, predominan las notas frutales, entremezclando diversas variedades de frutos ojos y negros, lo normal a la vista de las variedades que lo componen. A continuación se pueden apreciar sutiles notas de especias dulces y maderas finas, claramente relacionables con el uso de barricas de roble francés en su crianza. Me llamó la atención cierto aroma mineral, como a hierro o metálico, como la hemoglobina de la sangre, que finalizaba en un toque como de cuero. El conjunto presenta un bouquet bastante complejo. En retrogusto aparecen quizá con mayor intensidad las notas de maderas finas y balsámicas.

En boca, se trata de un vino de cuerpo y tacto denso, glicérico, dado su contenido de alcohol. Los taninos son bastante dulces y agradablemente afinados. La acidez está muy bien controlada y posee un agradable amargor final que le da longitud, acompañado de una aceptable permanencia.

Me parece un vino que puede combinar muy bien con guisos de carne e incluso se puede seguir bebiendo en la sobremesa, con un buen resultado con algo de chocolate negro.

En suma, me parece una buena elección para dar a conocer la D.O. Vinos de Madrid a amigos aficionados al vino de otras zonas de España. Su precio de unos 15 € está en consonancia con otros buenos vinos de nuestra región, y me parece adecuadamente valorado.

Le doy un buen 7,5/10.

domingo, 26 de marzo de 2017

Honoro Vera - Garnacha 2015

Hoy regresamos a la aragonesa D.O. Calatayud, a la que no visitábamos desde hacía tiempo, cuando la presenté por primera vez en el blog en la entrada del estupendo Floris Legere Alaviana, con este vino tinto de Garnacha de Bodega Ateca, S.L.: el Honoro Vera de la añada de 2.015.

Esta Bodega pertenece al Grupo Juan Gil Bodegas Familiares, que presenté en la entrada del Juan Gil Cepas Viejas, y está ubicada a en la localidad que da nombre a la Bodega, en la Provincia de Zaragoza, a 14 km al oeste de Calatayud, sede de la D.O. y a 100 km al oeste de la capital de la Provincia. La Bodega fue fundada en 2.005, posee viñedo propio sobre suelos de pizarra en los parajes de mayor altitud de la zona, en las laderas de los montes de la localidad, con cepas viejas, algunas de principios del S. XX. La dirección técnica de la Bodega está a cargo del enólogo australiano Michael Kyberd.

Fuente: www.bodegasateca.es

La bodega produce principalmente tres marcas de vino, todos de Garnacha:

- Honoro Vera Garnacha, tinto joven con solo 2 meses de madera de roble francés.
- Atteca, 10 meses en barrica de roble francés.
- Atteca Armas, 18 meses en barrica de roble francés. El vino más exclusivo de la bodega.

Nuestro vino de hoy, cuyo nombre es un homenaje a un antepasado de la familia Gil Vera, propietaria de la bodega, se extrae de uvas de cepas viejas a una altitud de entre 700 y 1.000 metros, con rendimientos bajos. La vinificación se realiza en depósitos de acero inoxidable durante 15 días a una temperatura controlada máxima de 25 ºC, continuando con la fermentación maloláctica y el breve paso por barrica de 2 meses.

Este vino se hizo famoso cuando fue seleccionado como uno de los vinos que se sirvió en la cena de los Oscar en 2.013. Su añada de 2.013 consiguió una medalla de plata en el concurso Grenaches du Monde 2.015. La Guía Peñín otorgó 89 puntos a esta añada del vino.

El vino se comercializa en una elegante botella bordelesa Imperiale, de color caramelo, con un magnífico etiquetado compuesto por una ancha etiqueta rectangular que rodea práctcamente todo el cuerpo de la botellas. La etiqueta es de color gris oscuro y contiene tres planos diferenciados: la parte "frontal", con el nombre del vino con letras blancas en disposición vertical y la añada y la variedad de uva en sentido horizontal en la parte baja, junto a la fotografía de la cara de una mujer en blanco y negro; le sigue un otro plano que es una especie de pintura abstracta con relieves similares a los zarcillos de la vid, y la parte "trasera" donde se muestra de nuevo el nombre y añada del vino en la parte superior, y unos párrafos a dos columnas, una en inglés y su equivalente en español, donde se explica la procedencia de las uvas y una pequeña nota de cata. Más abajo aparecen los datos de la bodega y los contenidos de la botella d 75 cl y de alcohol del 14,5% en volumen.

Una magnífica presentación, digna de la mesa de una celebración artística tan prestigiosa como los Oscar.




Pero... ¿fue su elección debida únicamente al aspecto visual del producto?

A la vista, el Honoro Vera nos muestra un color picota profundo, brillante y sin defectos, de capa media-alta y un ribete que degrada a color granate. La agitación de la copa produce infinidad de finas lágrimas con una caída a velocidad media por la pared de la copa.

En nariz, parte de una intensidad media a copa parada y, después de su agitación, despliega intensos aromas frutales, como es de esperar de un vino con poca madera, con una primera e intensa expresión de una combinación de frutos rojos (guinda y frambuesa) y bayas negras silvestres, maduros y muy dulces. Le sigue un marcado tinte floral, y trazas de especias tanto dulces, como el regaliz rojo y quizá algo de pimienta. Es un aroma franco pero a la vez complejo, con un toque de madera balsámica en retrogusto que le da una frescura adicional.

En boca, se trata de un vino con un tacto muy homogéneo y agradable, con una acidez muy bien controlada que le aporta una gran frescura, y unos taninos dulces y con un brío muy bien domado para lo que es la juventud del vino. Tiene un cuerpo medio y una buena longitud con permanencia suficiente.

Es una muy buena muestra de que con una buena materia prima no es necesario un procesado muy complejo para obtener un magnífico vino.

En suma, se trata de un vino que puede combinar muy bien con una buena variedad de alimentos, desde tapas poco elaboradas hasta carnes o guisos más complejos, y incluso para beberlo solo, por su frescura y amabilidad en la boca.

Me parece un producto muy bien acabado, muy moderno y definitivamente internacional, y a mi entender perfectamente merecedor de un reconocimiento como el de la cena de los Oscar. Además posee una magnífica relación calidad-precio ya que solo cuesta alrededor de ¡5 €!

No si si es que me pilló en un día especialmente receptivo, pero le voy a dar un 8/10. Si, al nivel de vinos de mucha calidad, pero es que me parece un magnífico producto, altamente recomendable y, desde luego, un gran descubrimiento y uno de mis vinos de mesa "de cabecera" a partir de ahora.

domingo, 12 de marzo de 2017

Changyu Noble Dragon

Hoy os traigo al blog algo 'diferente'. Se trata del primer vino chino que se comercializa en España: el Changyu Noble Dragon. Su primera particularidad es que no dice en ningún sitio de la botella la añada a la que pertenece.

La segunda particularidad es que se trata de un blend cuya variedad principal es la Cabernet Gernischt, primeriza en el blog, combinada con Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc.

Lo produce la bodega más antigua y grande de China y entre los 10 más grandes del mundo: Changyu Pioneer Wine Company LTD, y lo importa y comercializa en España Hacienda y Viñedos Marqués del Atrio, S.L., de Mendavia, en Navarra, de la que la empresa china es accionista al 75% desde finales de 2.015, como parte de una política expansiva a las principales regiones vinícolas del mundo.

Changyu Pioneer Wine fue fundada en 1.892 por Zhang Bishi, un importante diplomático chino. su nombre viene del apodo de su fundador 'Chang' y el caracter chino que representa 'prosperidad'. Está ubicada en Yantai, Provincia de Shandong, al este de la República Popular, y a unos 750 km de la capital, Pekín o Beijing.

Fuente: www.chinahighlights.com

Zhang Bishi fue el pionero de la vitivinicultura en China, para lo cual trajo 2.000 plantas de USA, que no fructificaron apropiadamente en el suelo chino. En un segundo intento, trajo 640.000 plantas de 124 variedades de Europa, de las cuales solo sobrevivieron del 20% al 30%. Para salvar la inversión, hizo traer viñas salvajes del noreste de China, que producían un fruto amargo, y las usó como base para injertar las europeas. Las nuevas viñas sobrevivieron, obteniéndose de ellas frutos ricos en azúcar con buen color y resistentes a las enfermedades, el frío y los insectos.

En 1.984 se construyó la 'Gran Bodega', aún activa, siendo considerada uno de los monumentos históricos de la arquitectura china. Dicha bodega estaba localizada a menos de 100 metros del mar, y 1 metro por debajo del nivel del mismo, lo cual mantiene una humedad y temperatura ideales para la maduración del vino.

Fuente: www.blog.wineportfolio.com

La bodega produce unos 450 millones de botellas al año, y planea convertirse en una especie de Disneyland del vino en Asia, con inversiones de 1.000 millones de Euros en una ciudad de las cepas, un pueblo y una planta de elaboración.

Hoy en día la empresa posee 20.000 ha de viñedo en 6 áreas de vinos de calidad en China: Xinjiang, Ninxia, Shaanxi, Shandong, Liaoning y Beijing.

Fuente: www.urbinavinos.blogspot.com

Ya solo el vino que nos ocupa hoy se produce en mayor cantidad que todos los vinos de La Rioja juntos.

La bodega elabora además Brandy, Vermout y licores.

Los vinos principales de la bodega son:

- Changyu Centenary Cellar: el vino superior de la bodega, mezcla de Cabernet Gernischt y Cabernet Sauvignon. Solo 60.000 botellas por añada.

- Ningxia Chateau Changyu Moser XV: Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah.

- Beijing Chateau Changyu: AFIP Global de Cabernet Sauvignon y blnco de Chardonnay.

- Xinjiang Chateau Changyu Baron Balboa: Merlot y Cabernet Sauvignon.

- Lioning Changyu Golden Valley Icewine / Chateau Blue Diamond Level Icewine: vino de uva helada con alta concentración de azúcar. Se deja sobremadurar hasta que llega la primera helada, técnica usada en zonas frías. En este caso la variedad es Vidal.

- Yantai Chateau Changyu-Castel: vino blanco de Chardonnay y tinto de Cabernet Gernischt.

- Chateau Changyu Rena Shaanxi: tinto de Cabernet Sauvignon y Merlot.

- Changyu Cabernet (Premium, Superior y Master's Choice): tintos de Cabernet Gernischt.

- Noble Aromatic Late Harvest: vinos dulces tinto y blanco.

- Changyu Dionysus Drunken: el tinto original de Cabernet Sauvignon desde 1.892.

- Changyu Minute Vineyard: tintos de Cabernet Sauvignon y de Merlot; blanco de Italian Riesling.

- Changyu golden Cup: tinto de Cabernet Sauvignon y blanco de Italian Riesling.

- Changyu Family: tinto de Cabernet Sauvignon y blanco de Italian Riesling.

- Changyu Star Shield: tinto de Cabernet Sauvignon.

- Changyu Heavenly Beads: tinto de Cabernet Sauvignon y blanco de Italian Riesling.

- Changyu Noble Dragon: tinto de Cabernet Gernischt (60%), Cabernet Sauvignon (30%) y Cabernet Franc (10%)

La bodega exporta actualmente un 8% de su producción, con el objetivo de alcanzar el 30% en 2.020.

Para introducir nuestro vino de hoy, hablaremos primero de la uva que lo compone principalmente: la Cabernet Gernischt.

Esta es una variedad desaparecida en Francia a finales del S. XIX a causa de la filoxera, y que apareció en China, probablemente traída por el fundador de Changyu. La variedad parece proceder de un cruce entre Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc, y además el análisis de su ADN confirmó que, en realidad, se trata de la misma variedad que desapareció en Francia para aparecer con posterioridad en Chile: la Carménère. De ahí sus notas de sabor a carne de caza y pimientos verdes que caracterizan también a su equivalente chilena.

Poco he podido encontrar sobre el proceso de vinificación de nuestro vino de hoy, salvo lo que dice en la etiqueta, ya que en la web de la bodega no he podido encontrar referencia al mismo, salvo lo que indica su etiqueta trasera sobre su elaboración en proceso de 'fermentación a través de un proceso de vinificación avanzada, y un proceso de crianza en pequeñas barricas de roble'.

La presentación del producto se realiza a través de una botella bordelesa de color caramelo oscuro, con un relieve pronunciado en el gollete y un cuello ligeramente más largo de lo habitual, bastante elegante. El etiquetado es de color ocre, bastante clásico en su apariencia al estilo de los vinos clásicos de Burdeos, con una etiqueta principal rectangular, no excesivamente grande, donde su combinan caracteres chinos con occidentales. En la parte superior se observa el nombre de la bodega y su fecha de nacimiento. En el centro de la etiqueta se encuentra un grabado con la imagen del Chateau donde se localizaba la bodega original, y a continuación el nombre del vino, y justo debajo un párrafo en inglés con una pequeña reseña histórica sobre la creación de la marca y los viñedos, para terminar en la parte baja con el nombre de la compañía que fabrica el vino.

La etiqueta trasera es del mismo color que la principal, también rectangular pero un poco más pequeña, y en ella se ve en la parte alta el nombre del vino, para continuar con un párrafo en inglés donde se explica la historia de la creación de la bodega, y una pequeña nota tanto enológica como de cata del vino. Más abajo aparece a la derecha el mapa de China con la ubicación de la ciudad donde se encuentra la bodega, y más abajo el volumen de la botella de 75 cl y el contenido de alcohol del vino del 12%. En la parte baja aparecen los datos de contacto de la bodega.


Al abrir la botella y escanciar el vino en la copa, lo primero que observamos es un bonito color rubí, de capa media-baja, brillante y libre de defectos, con un degradado hacia color rosa en el ribete. La agitación de la copa produce multitud de lágrimas con caída rápida a lo largo de la pared de cristal.

En nariz, parte de una intensidad media-baja a copa parada, y la agitación da unas primeras señales de frutos rojos, aunque rápidamente es remplazada por componentes claramente florales, incisivas notas vegetales y, al fondo, un claro aroma a ceniza de cigarrillo, a cuero y madera de cedro, que no resulta desagradable. Me recordó bastante a algunos vinos que he probado de la uva asociada con la Borgoña francesa: el Pinot Noir.

En boca es donde encontré el vino un poco más flojo, ya que se trata de un vino con poco cuerpo, muy 'líquido', con una acidez regular, taninos con escasa presencia, longitud y permanencias un poco cortas.

En suma, resulta un vino bastante por debajo de las expectativas que su precio de unos 9 € pueda crear, aunque no resulta desagradable. Creo que con estas características los residentes chinos en nuestro país seguirán constituyendo el principal mercado al que está dirigido este producto.

Las combinaciones posibles de ese vino deben excluir cualquier alimento condimentado, yo lo relacionaría con arroces y carnes jóvenes a la plancha como la ternera blanca y el pollo.

Le doy un 5,5/10. No se si este será un ejemplo representativo de la vitivinicultura china. Si es así, diría que todavía les queda trecho por recorrer para conseguir buenas copias de los vinos de países con mayor tradición en este campo.

domingo, 5 de marzo de 2017

Dehesa del Carrizal MV - 2012

Hoy os presento el MV, de la añada de 2.012, un Vino de Pago Dehesa del Carrizal, ubicada en Retuerta del Bullaque, al pie de los Montes de Toledo, unos 90 km al norte de la capital de Provincia, Ciudad Real, y a unos 150 km al sur de Madrid.

La plantación de las vides en esta finca se inició en 1.987, iniciándose con la variedad Cabernet Sauvignon, a la que se fueron añadiendo Syrah, Merlot, Tempranillo, Petit Verdot y Chardonnay, llegando a las 22 ha. En 1.999 se inauguró la bodega de elaboración de vinos y la producción ronda las 100.000 botellas.

La Bodega fue fundada por el hijo del fundador y ex-propietario de la sociedad SANITAS, Marcial Gómez Siqueira, quien la vendió en 2.010 al Grupo Villar Mir.

Como dato curioso, esta Bodega está relacionada con la productora del magnífico Petit Hiperia, de Bodega Pago de Vallegarcía, ya que las primeras añadas de este vino fueron elaboradas en nuestra bodega de hoy.

Fuente: www.alfatec.es

El reconocimiento de la bodega como D.O. Vinos de Pago se sancionó en Septiembre de 2.008. En la Orden de la Consejería de Agricultura y Desarrollo Rural de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, se establecen las normas básicas de viticultura de la Finca, entre las que destacan la densidad de plantación de 2.000 plantas/ha, con una carga máxima de 60.000 yemas/ha, y el rendimiento máximo en kg/ha para cada variedad, entre los 8.500 kg/he de Merlot hasta las 12.000 de la Syrah. La aplicación por goteo solo se permite en caso de riegos deficitarios con una aportación máxima de 499 l/año. El grado de alcohol volumétrico mínimo de 12% en volumen. Se establecen también los parámetros fundamentales de procesamiento de los mostos (temperaturas y duración), por cada variedad: Fermentación alcohólica, maceración, prensado con un máximo de extracción de 60-70 l por kg de vendimia, fermentación maloláctica, así como la crinza en lo referente a tiempos y tipo de barricas.

También se establecen las características físico-químicas como la acidez, contenido en azúcares, en dióxido de azufre. Por último, se establecen las características organolépticas para cada vino según la variedad, en fase visual, olfativa y gustativa.

Los vinos que comercializa la Bodega hoy en día son:

- Monovariatal de Chardonnay
- Monovarietal de Cabernet Sauvignon
- Monovarietal de Syrah
- Monovarietal de Petit Verdot
- MV: Multivarietal de Cabernet Sauvignon, Syrah, Merlot y Tempranillo. Crianza en barrica de 8 a 10 meses.
- Colección Privada: buque insignia de la Bodega, multivarietal de las mismas variedades que el MV, con crianza en barrica de entre 16 y 22 meses según la añada, y una producción muy limitada a 2.000 o 3.000 botellas.

La recolección, transporte y manipulación de las bayas de la finca se realizan siguiendo los más estrictos controles de calidad, procediéndose posteriormente a la maceración y fermentaciones según la variedad en condiciones óptimas y controladas. La crianza del MV dura 10 meses en barricas de roble francés nuevas y de hasta cuatro años, no se especifica el tiempo en botella posterior.

La añada que nos ocupa recibió el Bacchus de Plata en 2.016 y en el Concours International de Bruxelles. Recibió 89 puntos en la Guía Peñín de 2.016 y 88 del Wine Advocate de Robert Parker.

El vino se comercializa en botella bordelesa tradicional de color caramelo, con una etiqueta rectangular alargada que muestra en la parte superior el nombre de la Bodega, seguido de la silueta de la bodega, la cual se encuentra en todos los etiquetados de sus vinos. En el centro se hace mención a su condición de Vino de Pago. En el centro se encuentran la marca y la añada, seguido de su ubicación geográfica. Posteriormente unas barras en diferentes tonos de marrón, ara terminar en un recuadro negro con la mención a su propia D.O.

La etiqueta trasera es de color plata con caracteres negros, y contiene el nombre de la D.O., marca y añada en la parte superior, seguida por un párrafo en castellano donde se explica brevemente la elaboración del vino. A continuación se presentan los datos de contacto de la Bodega en la parte inferior izquierda, justo debajo del volumen de 750 ml de la botella y el contenido de alcohol de 14,5% en volumen.



Visualmente, el MV nos presenta un oscuro color picota, límpido y brillante en su superficie, con reflejos y ribete violáceos, y capa alta. Produce multitud de lágrimas al agitarlo en la copa, que bajan a velocidad media por el cristal una vez detenido el movimiento.

En nariz, a partir de una intensidad media a copa parada, nos presenta al agitarla marcados aromas frutales, donde destacan frutos negros muy maduros y dulces, casi compotados, entre los que destacaría las moras muy maduras que recuerdo en paseos por el bosque mediterráneo, y cierto toque de mermelada de arándanos. Le siguen marcadas notas de pastelería, como de nata dulce, e inmediatamente después aparecen mezclas de maderas nobles con ligero tostado. Dichas notas se hacen más presentes todavía en retrogusto.

En boca, lo considero un vino amable, de cuerpo medio, quizá menos denso de lo que imaginaba a la vista y en nariz. Tiene un paso cálido y homogéneo por lengua, y tiene unos taninos agradables, quizá con algo más de aristas también de lo que hubiera imaginado. Creo que es un vino que tiene todavía recorrido en la botella, con una buena conservación. Tiene una longitud más que aceptable y una permanencia suficiente.

Lo considero un vino que puede combinar con diferentes tipos de alimentos, más o menos elaborados y especiados. En nuestro caso lo tomamos con tira de asado de corte argentino, muy buena combinación. Pero me lo imagino bien también con arroces de tierra caldosos, cocido y otras carnes más o menos elaboradas.

Me parece que está bien valorado en los aproximadamente 8 € que vale la botella.

Lo valoro con un buen 7,25/10, y lo considero recomendable si quereis un buen vino distinto a los más comerciales y relativamente sencillo de beber.

sábado, 25 de febrero de 2017

Tercer año de Catafición

En estos días el blog ha cumplido ya tres años.

He estado revisando las entradas conmemorativas de los dos años anteriores, y con satisfacción he podido comprobar que sigue disfrutando de buena salud e interesando cada vez a más personas. Nada más motivador para continuar que los siguientes datos:

1- Visitas: El primer año lo concluimos con unas 4.500 visitas al acercarnos al aniversario, con unas 10.000 visitas totales desde la creación del blog.  De allí pasamos a unas 4.500 vivitas al mes según llegaba el segundo aniversario, superando las visitas totales las 50.000. De allí hemos pasado a un promedio de casi 10.000 visitas mensuales, a punto de llegar a las 150.000 en total. Este último dato me parece realmente impresionante y, sobre todo, inesperado, si tomamos en cuenta que

Lo más notable es que, de un 20% de visitas en el extranjero de promedio sobre el total de las visitas, estas han crecido hasta alcanzar el nivel del 50% en los últimos meses. El blog se sigue 'internacionalizando'. A destacar sobre todo el crecimiento de las visitas desde EEUU, que algunos días incluso superan las visitas desde el propio territorio nacional.

2- Redes Sociales: En twitter, @cataficion sigue incorporando más amigos, habiendo sobrepasado los 800 seguidores, nuevamente contando entre ellos destacadas bodegas y personajes del mundo vitivinícola y de la gastronomía. En Facebook el aumento ha sido mínimo, siendo el despliegue del blog en este medio una de las tareas pendientes para un despliegue todavía más masivo del blog.

3- Entradas: Quizá sea en esto en lo que el blog ha visto un pequeño frenazo en 2.016, bajando hasta las 38 entradas desde las 50 y tantas de los dos primeros años, evidentemente por culpa de este blogger. Se hace difícil mantener el ritmo de una entrada a la semana, pero ese es el objetivo desde el principio, y seguiré trabajando para poder mantener esta frecuencia, ya que creo que es la adecuada.

Como siempre, quiero dar las gracias a todos los que en algún momento os pasais a echar un vistazo a alguna de las entradas, y muy especialmente a los que dejais algún comentario en alguna entrada. Un agradecimiento especial a los amigos que siempre están pendientes y que de vez en cuando me piden opinión o consejo.

Así que... ¡Vamos a por el cuarto año de Catafición!